Consejos para taladrar en forma correcta

Taladrar es una de las tareas más frecuentes dentro de las tareas del trabajo doméstico.
Para evitar que los orificios salgan torcidos o demasiado grandes, te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos a  tener en cuenta al trabajar con un taladro:

  • Prestar atención al material. Cuando realices perforaciones debes seleccionar diferentes brocas y procedimientos en función del material sobre el que trabajes. Por lo general, para trabajos sencillos es suficiente un taladro con batería convencional (por ejemplo, para taladrar sobre pladur y hormigón poroso).
  • Con mampostería clásica precisas un taladro de percusión con mayor potencia; para trabajar sobre paredes de hormigón utiliza un martillo perforador. Norma básica: cuanta más potencia desarrolle el motor, mayor es la gama de aplicaciones.
  • Ve sobre seguro: antes de perforar verifica con un comprobador si existen cables eléctricos o tuberías de agua detrás de la pared.
  • Utiliza siempre gafas y guantes protectores para taladrar.
  • Para evitar taladrar orificios torcidos, coloca siempre la punta de la broca en posición perpendicular a la superficie del material y acciona entonces la herramienta. Espera a que la broca encuentre una base firme para ejercer presión sobre la herramienta.
  • Si perforas sobre superficies delicadas (como azulejos), pega un poco de cinta en el punto donde desees taladrar. La superficie rugosa de la cinta adhesiva impide que la broca resbale.

¡Siguiendo estos consejos, no tendrás problemas para usar correctamente el taladro!



Pin It on Pinterest